sábado, 11 de octubre de 2008

Premio Nobel


Ayer leía en El País la noticia del nuevo Premio Nobel de literatura, Jean Marie Gustave Le Clézio (al que no había oído en mi vida) y me quedé estupefacto al leer la sarta de memeces por las que la academia le había otorgado el Nobel: "Escritor de la ruptura, de la aventura poética y de la sensibilidad extasiada; explorador de la humanidad, dentro y fuera de la civilización dominante" (¿cómorrr?). ¿Es necesario definir así a un escritor para decir que merece el Premio Nobel?


8 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Si son esos sus méritos, no sé si leerlo...

Fernando Manero dijo...

Hace muchos años e infinitas lunas que lo que viene de Estocolmo en materia de Nobel de Literatura o de Oslo en lo que concierne a la Paz han dejado de ser contribuciones de referencia. Son tales los enjuagues, las componendas, los equilibrios y los tejemanejes a los que se presta la concesión de ambos premios que, sin desmerecer a los que dignamente los reciben y merecen, que mejor tomarlos a beneficio de inventario sin más trascendencia ni marchamo de calidad.

javiersanz dijo...

Yo intentaré investigar qué demonios es eso de "dentro y fuera de la civilización dominante", y lo que es más, buscaré cuál es la civilización dominada...

Borja Santos Porras dijo...

Ya se sabe que cuando se dicen esas cosas es para que nadie te entienda y así nadide te discute

Gabiprog dijo...

Yo tambien me quedé con la boca abierta ante la descripción.
Esto de los premios...

:-/

Saludos.

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

Prefiero que dé las razones el jurado de Mira quién baila. Para decir tonterías sobre algún tema, nadie mejor que Mariano Mariano.
Un abrazo

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Es increíble hasta dónde se puede llegar por la pedantería y la estupidez humanas.
Besos y felicidades al premiado.
Diego

Merche Pallarés dijo...

Sigo sin poder ver el video que has puesto... Jamás había oido hablar de este escritor pero por lo que pude leer sobre lo que escribe, me parece que tampoco me interesa mucho leerlo. Lo que dice Fernando Manero es muy cierto, hay demasiados tejemanejes. Yo flipé cuando le dieron el Nobel de la Paz a Kissinger... Me parecen que los premios Principe de Asturias son más lógicos (por ahora). Besotes, M.