martes, 16 de octubre de 2007

Gente estúpida



Este muchacho de 14 años llamado Dillon Cossey planeaba una masacre en su instituto al estilo de la que dos lunáticos perpetraron en Columbine. Al parecer había sufrido vejaciones por parte de sus compañeros por lo que había decidido estudiar en casa, esto debió de añadir a su sed de batidos de 2300 calorias por sorbo, la de venganza.
Y yo me pregunto: ¿no es mejor irse uno a otra parte en vez de pensar en empotrar un coche en la entrada del que ha sido tu instituto y acribillar a todo lo que se mueva con el arsenal que tu madre (cojones tiene) te ha comprado?
¿Nos estamos volviendo todos locos?

5 comentarios:

nerea dijo...

Pues si, desgraciadamente nos estamos volviendo locos. Por un lado los compañeros crueles que imaginate que le estarían diciendo... Segundo, el niño que le da por solucionar el problema a base de tiros. Tercero ¿¡en que estaba pensando esa madre?! ¿Pero que clase de regalo es ese?...

Besicos!

Nuria. dijo...

Ultimamente el mundo está loco...

unBeso.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Efectivamente, estamos todos locos: ¿Cómo es posible que un niño de 14 años tenga acceso a las armas?

sergio magdaleno dijo...

Primo comprame para reyes un subfusil que tengo un par de personajillos que me estan tocando los hue.....itos .Yo tan solo pienso una cosa como coño consigue ese niño que su madre le compre todo ese arsenal.El mundo esta loco loco loco de co...nes.
un beso pero sin mariconadas.

Cuchulainn dijo...

Es increíble este caso. Puedo entender que alguien esté mal de la cabeza y aparte de batidos, le de por emular a ciertos idiotas (lo siento, el resto de palabras que se me ocurren son bastante peores) y quiera vengarse de aquellos que no se portaron ni medio bien con él. Pero que encima su madre le compre el arsenal, eso ya rebasa los límites de la cordura humana. Que flipo, vamos...

Un abrazo
Fernando