lunes, 1 de octubre de 2007

José "Pepín" Bello


No sé por qué, mientras leía unas Elegías de John Donne me ha venido a la mente el libro de conversaciones con Pepín Bello que leí por recomendación de mi hermano Diego (como casi todo lo que leído en mi vida). He recordado aquel esplendor artístico del que fue testigo en la Residencia de Estudiantes de Madrid.
Fue amigo íntimo de Luis Buñuel, Salvador Dalí, Rafael Alberti, Manuel Altolaguirre... Y especialmente de Federico García Lorca, del que guarda un inmenso cariño.
Es asombroso cómo pudieron reunirse tantos genios en un mismo lugar, creando una época mágica para la historia, irrepetible. Pero a pesar de la lejanía, de los 70 años del asesinato de Federico García Lorca, aún queda un tipo (de 103 años) que puede contarnos todo aquello.
Larga vida José Pepín Bello.

5 comentarios:

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Bello mantiene ese recuerdo de la Residencia aunque, por desgracia, se niega a escribir sus memorias.Lo más cercano a ellas es el libro que mencionas.
Supongo que pensará: "más adelante".
Besos,
Diego

Nuria. dijo...

me hubiera encantado vivir en la época de Federico y cia...

un abrazo.
Nuri.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Pepín Bello es su propia obra: no necesita escribir su vida.

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

Magnífica época. Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.
Un abrazo

nerea dijo...

Hola,

No he leido su obra pero sí es cierto que con ese grupo de gente se tiene que poder contar mil cosas... y a cada cual mejor...

Besicos!