domingo, 2 de septiembre de 2007

Pablo


Hoy es un gran día en la familia: mi sobrino Pablo cumple 1 año. Ahí está como Dani Pedrosa en la moto que le he regalado. Recuerdo perfectamente el 2 de septiembre de 2006, la primera vez que le vimos mi hermana Alicia y yo cuando llegamos... es un niño fantástico, ya empieza a andar y es muy guapo, bueno supongo que mi objetividad en este comentario puede ponerse en duda pero imagino que el tío de Brad Pitt decía lo mismo cuando hablaba de su sobrino y era Brad Pitt.
En noviembre volveré a ser tío cuando aparezca el pequeño Diego en los jardines de Córdoba.
He escrito un poema para Pablo, es un poco deprimente, no sé por qué, supongo que soy bastante deprimente, qué le voy a hacer. No me siento cómodo poniéndolo en el blog pero hoy es un día especial. No es gran cosa, lo único que importa es la foto de Pablo.
Para Pablo:
Arde en tu piel
un calor
que no me pertenece,
la plenitud de un tiempo
que ya tocan tus manos.
Cuando mires atrás
ya no verás mi nombre,
tan sólo aquella sombra
que envuelve tus recuerdos,
aquel calor antiguo
que sostuvo tu cuerpo
entre la nieve más hermosa del mundo.
Eres porvenir que nace entre mis manos.
Eres como esa luz que permanece
cuando empieza el otoño.

7 comentarios:

Pablo fernández entrena dijo...

Gracias por la moto y por el poema.

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Me ha impresionado tu poema. Eres el número 1.
Besos,
Diego

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Me gusta el poema. Y a él más cuando sea mayor y lo comprenda.
Gracias por lo del libro. En cuanto me llegue acuso recibo. Me gusta estar al tanto de las cosas que se publican por aquí.

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

Magnifique el poema.
Por cierto, es la primera vez que veo escrito el nombre completo de Diego.

Borja Santos Porras dijo...

¡Vaya familia! ¡Sois unos cracks!

Nuria. dijo...

Un poema precioso!!

y la pregunta es: quien se lo pasa mejor, el niño con la moto o el tío detrás del pequeño¿? ;)

un bso.

Memorias de África una gran película, pero donde esté Casablanca...

Roberto Sanz dijo...

No tengo ni idea de poesía, pero el poema me parece precioso.
Un abrazo
Rober