lunes, 20 de agosto de 2007

Elena y la poesía


Elena Medel es para mí una de las peores poetas que he leído nunca (y no sólo me refiero al sexo femenino). La lectura de su poemario Mi primer bikini me produjo un shock del que creo no haberme recuperado; lo que no le impide aparecer hoy en la contraportada de El País acompañada ni más ni menos que por el último premio Cervantes, Antonio Gamoneda (el mejor poeta que pisa la tierra), y recuerdo haberla visto en el mismo lugar de este periódico en otra ocasión.
El otro día nos pregúntabamos en Béjar, junto a Luis Felipe Comendador, qué es la poesía. Ahora, mientras escribo estas líneas, pienso en esa cuestión y creo que no hay poesía en sus versos, creo que hay más densidad e indicio en los blancos de sus poemas, que en lo que escribe en ellos, creo que es esa blancura la que la contiene, creo que su poesía es floja, perecedera. Sus matrículas en filología hispánica, el conocimiento a fondo del lenguaje o la lectura de los grandes no revelan el misterio de la literatura, como tampoco le ha sido revelado a Garci, el del cine, ya que a pesar de ser el mayor cinéfilo del mundo sus películas no se las come ni magú (excepto El Abuelo y Ninette por la "espectacular interpretación" de Elsa Pataky).
Menos mal que hay otros poetas como: Joaquín Pérez Azaústre, Fermín Herrero, Manuel Moya, Diego Fernández Magdaleno, Luis Felipe Comendador, Antonio Gómez, Miguel Casado, Esperanza Ortega, Belén Artuñedo... que nos hacen disfrutar de la literatura.
A pesar de todo, no tengo nada en contra de Elena, que escriba o no me importa un bledo, simplemente me sorprende verla en El País, al lado de Antonio Gamoneda.

1 comentario:

luis felipe comendador dijo...

jejejeje... con dos cojones, hermano.

Beso.